Benicàssim solicita la construcción y puesta en marcha de la desaladora

El consistorio también solicitará otras inversiones necesarias para realizar un estudio y actuaciones de la regresión litoral, entre otras

Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim

El Ayuntamiento de Benicàssim va a solicitar la necesidad de que el Estado incluya en los Presupuestos Generales para el ejercicio del 2022 la construcción y puesta en funcionamiento de la desaladora Oropesa-Benicàssim.

El pleno ordinario del mes de septiembre que se celebra este viernes 17 incluye una moción para instar al Gobierno Central a iniciar los trámites oportunos para que las infraestructuras hidráulicas de desalación pertenezcan al dominio público hidráulico del Estado.

«Y en consecuencia, sus infraestructuras, instalaciones y puesta en marcha sean sufragadas de manera íntegra por el Estado, logrando con ello que ninguna administración local deba sufragar los costes de su construcción».

Así lo ha indicado la alcaldesa, Susana Marqués, que recuerda que fue en el 2008 cuando el entonces equipo de gobierno formado por el tripartito PSOE, Compromís e Izquierda Unida firmaron el convenio regulador para la financiación y explotación del sistema de suministro de agua desalada entre el Ayuntamiento de Benicàssim y Acuamed.

Solución justa y beneficiosa

«Desde el 2008 el Gobierno Central ha tenido tiempo más que suficiente para encontrar una solución justa y beneficiosa. En el caso de Benicàssim supone limitar el potencial del municipio y su gente e hipotecar durante 25 años el presupuesto de la localidad al que habrá que restarle cada año cerca de 800.000 euros».

Susana Marqués ha continuado explicando que «cuando las obras son de utilidad pública deberían financiarse por parte del Estado».

«El Ministerio ni el Gobierno nos están escuchando ni se dan cuenta que no pueden forzar la rentabilidad de estas infraestructuras a costa de que los municipios asuman su sobredimensionado coste y que el agua sea, encima, más cara para el ciudadano».

La alcaldesa ha continuado diciendo que «tras tres años de la moratoria que logramos para encontrar la solución, se nos acaba el tiempo y nos encontramos en el mismo punto, por eso exigimos que el Estado nos libere del coste de la construcción de las desaladoras y sean asumidos en su totalidad a través de los Presupuestos Generales».

Por todo ello, el pleno de este viernes incluye una moción para reiterar nuevamente la necesidad de que sea el Gobierno Central quien asuma el total del importe.

Inversiones necesarias

Y, además de la necesidad de incluir en los Presupuestos Generales del Estado para el 2022 los costes derivados de la construcción y puesta en marcha de la desaladora, desde el Ayuntamiento de Benicàssim «vamos a seguir reivindicando inversiones necesarias para el desarrollo y crecimiento de nuestro municipio».

En este sentido, el acceso norte por la N-340 y una salida de la AP-7 son reivindicaciones que continuará haciendo el consistorio al Gobierno Central en materia de movilidad, además de seguir pidiendo mejoras en la estación de ferrocarril de Benicàssim al igual que en las frecuencias de las conexiones de trenes.

También se van a seguir solicitando las inversiones necesarias para realizar un estudio y actuaciones para evitar la regresión de la costa de Benicàssim así como la prolongación del paseo marítimo hacia el norte y actuaciones de conservación en la zona de Els Canons, además de la construcción de un nuevo cuartel de la Guardia Civil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *