Cinco personas ingresan en el hospital tras ingerir setas en el Desert Son tres adultos y dos gemelos de 11 años. Los mayores y uno de los menores ya han recibido el alta, mientras el otro menor está en planta en estado leve


Foto Copyright: Jesús Albuixech

Eva Bellido // Benicàssim
Tres adultos y dos gemelos de 11 años han permanecido ingresados en el Hospital General de Castellón este fin de semana por intoxicación alimentaria, tras haber ingerido setas en el Desert de les Palmes de Benicàssim.

Se trata de una mujer de 45 años y dos varones de 48 y 58 años, que se encontraban en planta; y dos menores, que estuvieron en la Unidad de Cuidados Intensivos pediátricos, según confirman fuentes hospitalarias.

Tanto los tres adultos, como uno de los menores, han recibido el alta este lunes a mediodía y el otro menor está en planta en estado leve, según la información actualizada por el hospital.

Aunque el diagnóstico de todos ellos ha sido intoxicación leve, la estancia en la UCI se llevó a cabo por protocolo, según han aclarado.

‘Amanita Ovoidea’

La especie identificada que, al parecer, ingirieron es Amanita Ovoidea, una clase de seta que según ha señalado el técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Benicàssim y experto paisajista, Jesús Albuixech, «no es tóxica».

«Es comestible, pero de baja calidad». No se recomienda su consumo por su «textura», ser «pastosa» y ya que puede «no adaptarse bien a algunos estómagos, personas que no la admitan bien». «Pero no es venenosa», ha indicado.

Es una seta «fácil de encontrar, grande y que se puede confundir con los champiñones», ha explicado.

Los afectados acudieron al centro hospitalario tras haber preparado estos hongos e ingerirlos, presentando síntomas como fuertes mareos y vómitos.

Hay que identificar las setas con expertos antes de comerlas

Albuixech incide en la importancia de consultar a micólogos para identificar el tipo de setas que se han recogido antes de comerlas, pues puede resultar peligroso al ser algunas tóxicas y venenosas, que incluso pueden llegar a producir, en casos extremos, la muerte.

En el Desert de les Palmes también hay setas tóxicas, aunque esta clase no es el caso.

El técnico de Medio Ambiente destacó, además, la importancia de llevarlas, tras cogerlas, «en un cesto de mimbre o un espacio abierto». Y es que, según argumenta, el hecho de guardarlas durante cierto tiempo en una bolsa puede alterar su composición. Ésta podría ser una de las causas de la intoxicación.

Diferentes especies comestibles de gran calidad organoléptica… Interesa limpiarlas lo mejor posible en el propio hábitat…

Ejemplares de Lactarius chrysorrheus (falso rovellón/rovellón bord), especie no comestible por su sabor muy picante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *