El Ayuntamiento estudia cortar la calle Santo Tomás este verano

Barajan esta opción para garantizar la seguridad de los peatones y la distancia de las mesas en las terrazas de los bares con motivo de la pandemia del coronavirus

Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim

El Ayuntamiento de Benicàssim estudia la aplicación de medidas para este verano como el corte de la calle Santo Tomás y la avenida Castellón al tráfico para garantizar la seguridad de los peatones y la distancia de las mesas en las terrazas de los bares con motivo de la pandemia del coronavirus.

La concejala de Turismo y Actividades, Cristina Fernández, explica que desde el equipo de gobierno «se está trabajando en la adopción de una serie de medidas relacionadas que den cumplimiento a las distancias reglamentarias entre las mesas y sillas de las terrazas de los bares y restaurantes, contribuyendo además a garantizar el tránsito de las personas».

La edil avanza que van a «estudiar la posibilidad de ampliar el espacio de las terrazas, caso por caso, y siempre cumpliendo con las medidas sanitarias y de seguridad establecidas por parte de las autoridades competentes».

«Las medidas a adoptar van a ir encaminadas a la recuperación y mantenimiento del empleo y, otra medida de carácter excepcional, sería el corte de calles, como Santo Tomás y avenida Castellón», añade.

El equipo de gobierno de Benicàssim ha mantenido esta semana una reunión con representantes de asociaciones de hostelería y comercio del municipio para analizar la situación de ambos sectores y abordar propuestas y medidas para poder reactivar el tejido empresarial local.

Reunión con asociaciones

La reunión, celebrada de forma telemática, contó con la participación de la Asociación de Comercios y Servicios Profesionales de Benicàssim (Acoserbe), la Asociación de Empresarios de Hostelería de Benicàssim (Ehosbe), la Asociación Provincial de Empresarios Hostelería y Turismo (Ashotur) y la Asociación de Hosteleros y Empresas de ocio nocturno de Castellón (Ashocas).

La alcaldesa, Susana Marqués, la concejala de Turismo y Actividades, Cristina Fernández, la concejala de Comercio, Vanessa Batalla, el concejal de Seguridad, Javier Alonso, y el concejal de Movilidad y Urbanismo Carlos Díaz, escucharon las propuestas de las asociaciones, encaminadas a la dinamización social y a la reactivación del sector comercial y hostelero de Benicàssim.

Marqués declara que desde el Ayuntamiento «somos conscientes de la importancia del sector hostelero y comercial para nuestra economía local por ello compartimos la decepción de los empresarios por no haber podido alcanzar ya la fase 1 de la desescalada».

A lo largo de la reunión se puso de manifiesto «nuestra preocupación a la hora de proceder a una rápida y segura vuelta a la actividad, siendo conscientes que estamos frente a una realidad cambiante donde tiene que primar la salud de las personas», destaca la alcaldesa, quien apunta que es «voluntad del equipo de gobierno facilitar la reactivación de los negocios locales que permita la dinamización económica y el mantenimiento de los empleos».

A este respecto, en el transcurso de la reunión se explicaron las medidas económicas impulsadas a través del Proyecto Reactiva Benicàssim, «con medidas específicas destinadas a autónomos y PYMES» , ha finalizado la alcaldesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *