El Ayuntamiento no pagará más de 400.000 euros por los alquileres de los terrenos del recinto de conciertos


Foto Copyright:

Antetítulo:

CULTURA Festivales de Música

Título fuera de noticia:

El Ayuntamiento no pagará más de 400.000 euros por los alquileres

Las negociaciones con los dueños de las parcelas donde se celebran cada año los macrofestivales musicales continúan abiertas, aunque se espera que puedan cerrarse próximamente y “como máximo en un mes”, según confía la concejala de Festivales, Carolina San Miguel

El Ayuntamiento de Benicàssim lo tiene claro: no destinará más dinero para sufragar los alquileres del recinto de conciertos del que tiene presupuestado este año, que asciende a 400.000 euros. Exactamente la misma cantidad que los pasados ejercicios.

Las negociaciones con los dueños de las parcelas donde se celebran cada año los macrofestivales musicales continúan abiertas, aunque se espera que puedan cerrarse próximamente y “como máximo en un mes”, según confía la concejala de Festivales, Carolina San Miguel. Quien confirmó que, efectivamente, el Ayuntamiento ha tomado las riendas de las negociaciones para determinar el precio final por m2 con los propietarios de la zona de conciertos, mientras el propietario del FIB, al frente de la productora Maraworld, Vince Power, está asumiendo las de los terrenos de acampadas con sus respectivos dueños.

A dos meses del festival todavía no hay acuerdo. Tanto desde el Ayuntamiento como desde la empresa del FIB se está velando por establecer un precio único por m2, ya que hasta la actualidad la cifra no es la misma para todos. El suelo en el recinto de conciertos estaba siendo valorado en 2,5 euros de media por m2, aunque se llegaba a pagar en algunos casos hasta cinco euros, mientras la media en las zonas de acampada rondaba el 1,35 euros y Power ha propuesto ahora bajarla a 0,20.

Y tanto el consistorio como el FIB han acordado que “cederán los terrenos sin problemas a la organización del Rototom Sunsplash”, según explicó la edila. Aunque precisó que hay reuniones pendientes con el Sunsplash para tratar con detenimiento el tema de los alquileres.

Por otro lado, San Miguel también afirmó que el Ayuntamiento no podrá otorgar la ayuda económica de casi 200.000 euros, que destina cada año, al FIB por estar la empresa en concurso de acreedores. “Así que por ahora no podemos dar el dinero”, aseveró. “Este año darles 200.000 euros directamente va a ser prácticamente imposible”. Y explicó que todavía se desconoce a dónde se dirigirá este dinero que, de momento, está en stand by.

El FIB solicitó de forma voluntaria entrar en concurso de acreedores hace varios meses ante su situación de impagos con una deuda con sus proveedores que ronda los cuatro millones de euros. Aún así, el administrador concursal que ha sido designado por el Juzgado nº11 de lo Mercantil de Madrid, Jaime Beltrán, del bufete de abogados Ernst and Young de la capital, declaró a este diario, tras salir de una reunión mantenida en el consistorio durante su única visita a Benicàssim, hace varias semanas, que en su opinión “hay viabilidad”.

La concejala de Festivales, Carolina San Miguel, señaló al respecto que el administrador les confirmó en ese encuentro que “tienen vías de hacerlo y nosotros estamos trabajando con ese objetivo”. “De hecho, están presentando toda la documentación que se les va requiriendo de temas de proyectos y todos los informes de ingeniería, etc., puesto que ya estamos trabajando desde hace un par de meses en todo esto”.

Así, todo indica que el Festival Internacional de Benicàssim sí se celebrará este año, a pesar de los numerosos obstáculos que está teniendo que atravesar. San Miguel también aseguró que el FIB tiene proveedores que van a trabajar con ellos, a pesar de la deuda y de la quita que se ha planteado del 50%.

La concejala explicó que el administrador considera que el festival puede seguir adelante y no es necesario cancelarlo ni posponerlo, “en vistas a cómo ha ido siempre, ya que ha sido un festival que siempre, siempre, siempre ha sido rentable, y viendo cómo iban las ventas, que nos dijeron que iban a buen ritmo, normal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *