Fallece el hombre acusado de abusar de su sobrina, menor de edad, en Benicàssim El hombre, de unos 64 años de edad, se pegó un tiro con una escopeta en su domicilio de la calle San Antonio este martes por la mañana


Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim
El hombre, vecino de Benicàssim, acusado de abusar sexualmente de su sobrina, menor de edad, durante dos años, ha fallecido este martes por la mañana, tras pegarse un tiro con una escopeta en su domicilio de la calle San Antonio, según han confirmado fuentes policiales a este periódico.

Este diario publicó la noticia de su detención hace poco más de un mes. El presunto pederasta fue arrestado por la Guardia Civil y puesto en libertad provisional, tras prestar declaración, por el juez,  que estableció una orden de alejamiento de 200 metros, prohibiendo la comunicación con la víctima y requiriéndolo presentarse en el juzgado todos los lunes.

El caso se archivará en breve tras la muerte del acusado.

Relato de los hechos

El acusado, de unos 64 años, fue detenido el pasado 30 de octubre por estos supuestos abusos, producidos durante los últimos dos años, desde que la niña tenía cerca de 9.

La denuncia fue presentada por la propia menor, en compañía de sus padres, después de que le contara a sus progenitores lo que le estaba ocurriendo cuando se quedaba a dormir en casa de sus tíos maternos por motivos laborales de la madre.

Según se explica en la denuncia presentada, los padres están separados, con custodia compartida de la menor, y en algunas ocasiones la hija se quedaba en casa de sus tíos.

El ya fallecido, que vivía junto a su mujer, tía de la niña, según se relata en la denuncia, por la mañana iba a la habitación de la pequeña, aprovechando que su mujer había salido a trabajar o comprar el pan, y le hacía tocamientos en sus partes íntimas durante 10 o 15 minutos, mientras ella se hacía la dormida por miedo que al despertarse le hiciera algo peor. En ocasiones lo hizo en la habitación del matrimonio en presencia de su mujer dormida, sin que ésta se percatara de nada, según indica la denuncia.

Dos años de supuestos abusos

Los abusos comenzaron a producirse supuestamente “en el año 2015, cuando la niña todavía no había cumplido los 9 años”. Durante un periodo de dos años, se quedó en casa de sus tíos dos o tres veces al mes. A principios del verano de este 2017, debido a que la madre de la menor había conseguido un trabajo continuo, pasó 15 días cada mes del verano en casa de sus tíos, según las diligencias de la Guardia Civil.

El tío de la niña volvió a cometer nuevas agresiones sexuales presuntamente a su sobrina a principios de septiembre en un viaje familiar de cuatro días que hicieron a un balneario. «Una de las noches en el hotel, mientras estaba durmiendo su tío y su tía en una cama de matrimonio, y la menor en una cama supletoria, de madrugada su tío, sin levantarse de la cama, alargó el brazo hacia la menor y comenzó a tocarle».

«Desde las noches que ha estado con sus tíos en el hotel, la menor no ha vuelto a dormir con sus tíos, ya que cuando la madre le dice de ir a dormir o a pasar el día con ellos, se pone nerviosa, llorando, diciéndole que no quiere ir con su tío», recoge la diligencia.

El detenido negó los hechos en su declaración judicial, el pasado 31 de octubre, ante la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Castellón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *