Impulsan el desarrollo de Benicàssim desde el pueblo hacia el sur por unidades de ejecución El Ayuntamiento ha recibido ya el trabajo de los sectores urbanizables 3 y 4 que fue encargado a un grupo de arquitectos para para potenciar el desarrollo de más de 764.000 m2 que se dedicarán a usos urbanos residenciales y una parte a usos terciarios


Foto Copyright:

E. Bellido // Benicàssim
El Ayuntamiento de Benicàssim sigue trabajando, a través de la Concejalía de Urbanismo, en potenciar el desarrollo de los sectores urbanizables 3 y 4, para promover el crecimiento del municipio desde el casco urbano hacia el sur.

Y se hará por unidades de ejecución para garantizar su viabilidad, ya que ambos sectores abarcan una superficie de 764.000 m2 que se dedicarán a usos urbanos residenciales y una parte a terciarios.

De este modo, se obtendría la urbanización de uno de los principales ejes vertebradores del municipio como es el bulevar del Ferrocarril conforme vaya avanzando el crecimiento urbano, desde el instituto Violant de Casalduch hacia Castellón.

La alcaldesa, Susana Marqués, destacó que hace “ya tiempo que, debido a las numerosas peticiones de suelo para la implantación de nuevas empresas de servicios, teníamos planeado iniciar una acción para facilitar una zona de crecimiento de suelo terciario”.

“Ahora, con esta acción urbanística vamos a posibilitar no solo esta oferta de suelo, sino también generar una nueva bolsa de parcelas para desarrollo residencial de baja intensidad en una zona muy cercana al núcleo urbano”.

El consistorio ha recibido ya el trabajo que fue encargado a un grupo de arquitectos para sentar las bases del desarrollo de estos sectores y dado a conocer ayer por el concejal de Urbanismo, Carlos Díaz, en las comisiones informativas.

Una superficie de 764.000 m2

El sector 3 cuenta con una superficie de 327.477m2 y es el más cercano al casco urbano, en paralelo a la N-340 frente a la zona del recinto de festivales hasta la avenida Gimeno Tomás. Éste se subdividirá en tres unidades de ejecución.

Mientras, el sector 4, de 437.472m2, se sitúa junto al anterior en dirección sur hasta las urbanizaciones, formando entre ambos una franja de desarrollo que supone la fachada del municipio a la N-340. En este caso, la división se realizará en cuatro fragmentos urbanísticos que se pondrán a disposición de los agentes de desarrollo.

La zona próxima al instituto es la primera unidad de ejecución para desarrollar, según explicó Díaz, y cuenta con suelo terciario para poder incluir establecimientos comerciales y una zona de ocio, que se proyectaría en la parte más próxima a la nacional.

Edificios con bajos comerciales

En cuanto a las viviendas, la idea es que sean un tipo de residencial distinto al meramente turístico “que se ha venido haciendo en la zona sur de la playa”, según apuntó el edil, señalando que en este caso se adosarán los edificios a los lindes para permitir la existencia de bajos comerciales que generen otro tipo de tejido urbano, además de poder contar con piscinas o instalaciones deportivas.

La alcaldesa se ha reunido con Díaz para perfilar la planificación de estos desarrollos que, a priori, son costosos y lentos, ya que requieren de numerosos informes ambientales y oficiales, no solo municipales sino también de las distintas consellerias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *