La OMS sitúa a Benicàssim entre las ciudades del mundo con menos polución La localidad costera está empatada, con 6 ug/m3 de PM10, con Hermagor (Austria), la séptima ciudad con el aire más limpio, y ocho ciudades más


Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim
La Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa a Benicàssim entre las ciudades del mundo con menos polución. Los datos del 2018 apuntan a que la localidad costera registra 6 ug/m3 de PM10 (Particulate Matter), lo que le hace empatar con Hermagor (Austria), situada en la posición 7º del top ten de las ciudades con el aire más limpio del planeta, empatada con ocho países más con 6 ug/m3.

La BBC había publicado en su listado que Benicàssim era la tercera ciudad del mundo con el aire menos contaminado. No obstante, según los datos actualizados, la localidad del Mediterráneo no se encuentra en la tercera posición, aunque sí entre las 15 del mundo con menos polución: https://l.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.who.int%2Fairpollution%2Fdata%2Faap_air_quality_database_2018_v12.xlsx%3Fua%3D1&h=AT3ds8bsKP-HpCJryDLNiXqtXIrZ5EajqYk8bgPkQHHuQ4n5NreP1R-PFnsttC9u9M87vZW4WXwiUM6VZq3eFzqAM-ZfEz8z1yWE3b9XRsTJRyu34fw4-Gm1LLgXz0xD4Q

Éste es el listado que había publicado la BBC en un primer momento:

Aunque este gráfico y listado ha sido actualizado este viernes en la noticia de la BBC. Benicàssim ya no aparece en el top ten, al estar empatada a 6 ug/m3 con nueve ciudades, desde Hermagor (7º).

Por contra, las ciudades con más polución del planeta son algunas pertenecientes a países como Pakistán, Afganistán, India, Baréin, Egipto y Bután.

Un estudio, realizado en China, determina que la exposición crónica a la contaminación atmosférica podría estar relacionada con el rendimiento cognitivo.

La noticia, que pone a Benicàssim entre las ciudades con el aire más limpio del planeta, ha caído con gran agrado en el municipio, extendiéndose en las redes sociales y a través del canal oficial de Twitter de Turismo, donde presumen: ¡A respirar aire limpio en nuestro pequeño paraíso!

Y es que son muchos los que consideran que Benicàssim tiene un microclima muy especial, gracias a la protección de las montañas y al mar, con sus efectos terapéuticos y curativos, que precisamente atrajeron a los primeros turistas hasta la población costera a finales del siglo XIX y principios del XX y que centran la séptima edición de la Belle Époque, que se celebra este fin de semana con múltiples actividades en el paseo marítimo Pilar Coloma, frente a las playas l’Almadrava y Voramar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *