La oposición de Benicàssim apoyará tres obras propuestas por el equipo de gobierno No modifican su listado de inversiones para los remanentes, pero sí presentarán una moción para acometer el emisario submarino, el proyecto de accesibilidad del Ayuntamiento y la evacuación de aguas del humedal del Cuadro de Santiago con modificaciones de crédito


Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim
Los grupos de la oposición del Ayuntamiento de Benicàssim –Compromís, PSPV, Ciudadanos y Ara– han celebrado este martes una nueva rueda de prensa en la Diputación de Castellón para anunciar que presentarán una moción en el siguiente pleno para que se realicen tres de las obras propuestas por el equipo de gobierno (PP y ARB).

Se trata del emisario submarino, la elaboración de un proyecto de accesibilidad y la evacuación de aguas del humedal del Cuadro de Santiago.

Intervención PSPV

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Miguel Alcalde, ha manifestado que los grupos de la oposición mantienen su propuesta de aprobar todas las obras pactadas por PSPV-PSOE, Compromís, Ara y Ciudadanos «porque son las actuaciones que nos están pidiendo los vecinos de Benicàssim al entender que son las que hacen falta en este momento en nuestro pueblo».

El listado consensuado por la oposición para invertir los remanentes sigue siendo, por tanto, la prolongación de la CV-149 (450.000), la urbanización e iluminación del tanatorio (343.000 euros), butacas y camerinos del Teatro Municipal (340.000), la construcción del skatepark (180.000), la adquisición y adecuación de dos viviendas que pasarán a ser sociales (167.000), barreras acústicas en el recinto de festivales en la parte de la N-340 (115.000) y la delimitación y adecuación de una zona de playa para mascotas (5.000).

No obstante, «como nosotros no nos dejamos llevar por el sectarismo, hemos decidido apoyar la realización mediante una modificación de crédito de tres de las obras que nos proponía el equipo de gobierno, porque entendemos que son positivas para la localidad».

Alcalde también ha denunciado la actitud de la alcaldesa, Susana Marqués, que según ha dicho, «está intentando coaccionar a los partidos de la oposición para que en el pleno del viernes no se aprueben con los remanentes las obras consensuadas».

«La munícipe ha llegado a decir que tiene la intención de declarar nulas esas obras». También ha explicado «que ha obligado a que se realicen informes para desestimar la propuesta de los grupos de la oposición, en lo que parece un intento desesperado de amedrentarnos para que finalmente no se apruebe la moción consensuada la pasada semana», ha criticado.

Alcalde ha pedido a la alcaldesa que «asuma que los tiempos han cambiado, que ya no tiene mayoría absoluta y que es necesario gobernar desde el consenso». El portavoz socialista espera que la alcaldesa «sea leal con las decisiones del pleno municipal y con su propio pueblo y que ejecute todas las obras que serán aprobadas el viernes».

Por otro lado, ha mostrado su «preocupación por lo que está ocurriendo en Benicàssim, porque desde que Marqués incorporó como concejal de Urbanismo a Carlos Díaz (ARB), se están produciendo unos sobrecostes sospechosos en las obras que se realizan». Como ejemplo, ha puesto el de una rotonda ejecutada en la localidad, «que inicialmente estaba presupuestada en 20.000 euros y ha terminado costando 50.000».

Intervención Compromís

Por su parte, el portavoz de Compromís, Joan Bonet Hancox, ha destacado que los acuerdos a los que han llegado los grupos de la oposición «obedecen a la parálisis permanente que sufre el municipio desde hace siete años, donde no se han realizado inversiones públicas destacables y se han incumplido sistemáticamente las inversiones que estaban programadas en los diferentes presupuestos y remanentes».

Bonet ha recalcado que el acuerdo entre los cuatro grupos «supone que la propuesta conjunta de remanentes sale adelante sin ninguna modificación», y por ello, se han comprometido a presentar una moción para el siguiente plenario en la que instarán «a hacer las modificaciones de crédito necesarias para acometer las siguientes inversiones».

«Primero, el emisario submarino (bombeo aguas residuales previo tratamiento), con un presupuesto de 95.000 euros y subvencionado al 95%. En segundo lugar, el proyecto de accesibilidad en el Ayuntamiento, previa mejora al proyecto presentado por el equipo de gobierno, que no atiende a la solución del problema. Este proyectos estaría cofinanciado con la Diputación y tiene un coste de 240.000 euros. Y, por último, el proyecto de evacuación de aguas excedentes del Cuadro de Santiago (previo convenio con la Conselleria de Medio Ambiente), con un coste de 250.000 euros».

Los cuatro grupos políticos de la oposición en el Ayuntamiento «han intentado llegar a un acuerdo con el equipo de gobierno (PP y ARB) sobre para qué finalidad se han de utilizar los remanentes de los presupuestos», ha afirmado.

El edil se felicitó porque la alcaldesa, que gobierna en minoría, «ha tenido que bajarse de la parra donde estaba subida. Se ha dado cuenta de que para llevar adelante las remanentes, y cualquier otro acuerdo, tiene que buscar la negociación y el consenso con los grupos políticos». A juicio de Bonet, «esta nueva actitud de Marqués es algo a lo que no está acostumbrada, ya que hasta ahora ha recibido el apoyo incondicional de Ciudadanos».

Finalmente Bonet instó al equipo de gobierno «a que por fin se pongan las pilas, que se pongan a trabajar y que sean capaces de llevar adelante todas estas propuestas, aunque somos bastante escépticos».

Intervención Ciudadanos

La portavoz de Ciudadanos (Cs), Cristina Fernández, ha manifestado que el bipartito, formado por el PP y ARB, «actúa como si tuviera mayoría absoluta, cuando está en minoría, y esa es la razón de la actual situación de desacuerdo con los remanentes en Benicàssim».

«Las propuestas de Cs saldrán con o sin la alcaldesa», ha defendido Fernández, al mismo tiempo que ha criticado que “el concejal de Urbanismo, Carlos Diaz, descarte la CV-149 y critique a quienes defendemos acometer dicha obra después de defenderlo su propia alcaldesa públicamente en el pleno del Consistorio».

«Desde Cs lamentamos que el bipartito dé marcha atrás con esta infraestructura clave para el municipio y la descongestión del intenso tráfico que sufrimos durante los meses de verano», ha explicado la portavoz, quien ha incidido que en Cs «no tenemos ningún pacto de legislatura con nadie y llegaremos a los apoyos puntuales que consigan sacar adelante más iniciativas de nuestro grupo municipal para el beneficio de los vecinos».

En definitiva, para la concejala «la situación actual está causada por una alcaldesa que no ha dado su brazo a torcer como si pudiera sacar las cuentas por sí sola».

Intervención Ara

Todo Benicàssim lamenta no poder transmitir las declaraciones del portavoz de este partido, Manolo Begués, al no enviar las notas de prensa a https://todobenicassim.com/.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *