Las bodas volverán a Villa Elisa en Benicàssim a partir de enero del 2020

El Ayuntamiento pretende actualizar la antigua ordenanza y que todos los enlaces de los fines de semana se desarrollen en el palacete

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

Las bodas civiles en Benicàssim volverán a celebrase en Villa Elisa. Será a partir de enero del 2020, cuando está previsto que el Ayuntamiento traslade todos los enlaces nupciales de los fines de semana al palacete, en concreto viernes por la tarde y sábados.

La alcaldesa, Susana Marqués, asegura que numerosas personas preguntan y se interesan sobre esta posibilidad y que el consistorio, a tal efecto, quiere adecuar la ordenanza que regulaba los enlaces en esta singular localización.

Hace casi 12 años que no se desarrollan este tipo de celebraciones en ese emplazamiento, desde que cerraron el edificio para proceder a su rehabilitación.

La tasa para celebrar los esponsales en Villa Elisa entonces era de unos 300 euros, pero, según señalan desde el Ayuntamiento, habrá que actualizarlo.

Para asignar el coste tendrán en cuenta parámetros como el gasto de luz, personal y mantenimiento. Asimismo, contemplan «buscar comparativas de otros lugares emblemáticos que sirvan como referente para fijar el precio», según apunta la munícipe.

Un sitio emblemático para casarse

«Desde luego es un sitio que está en primera línea de mar y muy apetecible para este tipo de ceremonias.

Además, cuenta con el aliciente de que está completamente restaurado y que también tiene un jardín muy bonito para hacer las fotos.

El entorno es mucho más que la villa para los recién casados», tal y como remarca la primera edila.

Sí que estipulan incluir algunas restricciones con el objetivo de preservar el entorno. Por ejemplo, no permitirán tirar arroz o flores a los novios, condiciones que incluirán en la modificación de la ordenanza que reglará los matrimonios civiles en Villa Elisa, adelanta Susana Marqués.

Futuros cambios

Hasta ahora, y durante la última década, las bodas se realizan solo en el consistorio, bien en el salón de plenos, las oficiadas por los concejales o la alcaldesa; o en la de conferencias, las que realiza la jueza de paz.

Por otro lado, una pareja se puede casar el día que quiera y en el horario que elija, además, con un precio económico, lo que hace que muchos vecinos de Castelló con vínculo en Benicàssim opten por casarse en la localidad costera.

Todo indica a que en el año 2020 los enlaces entre semana se celebren en el ayuntamiento y los del fin de semana sean, exclusivamente, en el rehabilitado inmueble, detalla la alcaldesa, Susana Marqués. H

La exposición de Picasso llegará a finales de verano

La exposición de Picasso que estaba previsto que acogiera Villa Elisa al principio del verano finalmente se retrasa y llegará al palacete de Benicàssim a finales de la temporada estival.

La alcaldesa, Susana Marqués, explica que la obtención de la licencia se ha demorado por un documento, con lo que la muestra del famoso artista «se ha ido al Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, que también la tenía apalabrada. Cuando termine podrá venir a la localidad, a finales de verano», detalla.

Se trata de una muestra, comisariada por la Fundación Bancaja, con una selección de obras que el creador del cubismo pintó en su villa, también Belle Époque, La Californie, en Cannes (Francia).

Sede de cursos y congresos

El Ayuntamiento de Benicàssim se ha propuesto hacer de Villa Elisa un centro sociocultural de referencia con programación de calidad y que sea sostenible. Según explica la alcaldesa del municipio, Susana Marqués, van a «definir bien su uso y marcar unos estándares de calidad», indica.

Está previsto que el palacete sea, sobre todo entre semana, sede de cursos y congresos, con un plan de gestión de las actividades que acoja.

Hasta el momento se está realizando a demanda. El primer evento que acogió el palacete benicense fue la Feria Nacional de Novela Romántica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *