Los Carmelitas restauran varias ermitas del Desert de les Palmes


Foto Copyright:

Antetítulo:

CULTURA Patrimonio

Título fuera de noticia:

Los Carmelitas restauran varias ermitas del Desert de les Palmes

Se ha recuperado los sillares perdidos y lienzos de muralla caídos

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

Los Carmelitas Descalzos han restaurado la Porteria de Dalt que daba acceso al recinto reservado para el retiro espiritual de los monjes de la Orden Carmelita en el Desert de les Palmes.

Después de varios meses de trabajos, se ha presentado la restauración de este emblemático espacio de Benicàssim, que se encontraba en muy mal estado de conservación y fue visitado por la consellera de Medio Ambiente, Isabel Bonig, y por la alcaldesa de la localidad, Susana Marqués.

La actuación se ha llevado a cabo en tres ermitas que conforman el conjunto así como algunos metros de lienzo de muralla caídos o sillares perdidos.

El padre Alfonso Ruiz explicó que el objetivo es ir “recuperando poco a poco el patrimonio que estaba arruinado y abandonado”. Y mostró su satisfacción porque también se haya avanzado con el Plan del Desert, que está concluyendo ya su proceso de exposición pública. Una de las principales prioridades será la construcción de un nuevo museo, según avanzó Ruiz a este periódico.

Este enclave, ahora recuperado por la orden contemplativa, constituía el acceso Sur al complejo monástico y tiene una importancia fundamental para comprender la vida de los monjes carmelitas que han vivido durante siglos en este lugar buscando encontrarse con Dios a través de la contemplación de la naturaleza, el silencio, la oración y la vida en común. Estas edificaciones formaban parte de un sistema de murallas perimetrales que aseguraban el aislamiento y tranquilidad en la montaña sagrada.

El concejal de Cultura y Patrimonio, Mauro Soliva, ha querido destacar la constancia y gran labor de los Carmelitas descalzos en recuperar el patrimonio religioso, cultural y artístico del Desierto para las futuras generaciones. Según Soliva: “El espíritu del Desierto Carmelita, sigue hoy más vivo que nunca en Benicàssim, gracias al empeño de las distintas comunidades carmelitas que lo habitan y que siguen trabajando para que el Desert de les Palmes mantenga su identidad como lugar de oración, contemplación de la naturaleza y referente cultural y religioso del levante español”

Se da la feliz coincidencia que estos trabajos se han finalizado coincidiendo con el inicio del año destinado a conmemorar los 500 años del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, fundadora de la orden descalza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *