Marqués reivindica ante la Generalitat los proyectos pendientes para Benicàssim La alcaldesa reclama proyectos como el CEAM, las obras de Villa Elisa, el encauzamiento del barranco de la Parreta la delimitación del humedal del Cuadro Santiago y el desdoblamiento del Camino La Ratlla


Foto Copyright:

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha mantenido una reunión con Antonio Such, director general de Administraciones Públicas en la Generalitat, para reclamar los proyectos pendientes en la localidad, como son el Centro de Mayores de Benicàssim (CEAM), las obras de Villa Elisa, el encauzamiento del barranco de la Parreta la delimitación y futuro del humedal del Cuadro Santiago y el desdoblamiento del Camino La Ratlla.

«Ha pasado un año completo y la Generalitat no ha avanzado ni un centímetro en el progreso de los proyectos pendientes de Benicàssim, que deben ser ejecutados por la administración autonómica. Por segunda vez consecutiva además, el presidente Puig declina recibir al Ayuntamiento de Benicàssim y nos cita con el director general de Administraciones Públicas que, como siempre, ha sido muy amable y ha tomado nota de todo, pero tras un año de no sacar ningún fruto para agilizar los proyectos de Benicàssim, vemos que, una vez más, las peticiones de los benicenses no son atendidas de manera eficiente», ha señalado la alcaldesa de Benicàssim a la salida de la reunión con Antonio Such.

Marqués ha iniciado la reunión con un «ya estamos otra vez aquí», después de que el 2 de marzo de 2016, la delegación benicense acudiera a las mismas dependencias con una lista de demandas que sigue «intacta» un año después, y más de ocho reuniones con las diferentes Consellerias implicadas después. «No se nos puede decir que no lo hemos intentado todo, tanto con la Conselleria de Cultura, con la que estuvimos reunidos con el secretario autonómico. Con la Conselleria de Infraestructuras y de Medio Ambiente y también con la de Bienestar Social. Hemos acudido incesantemente a todas las puertas sin que los proyectos avancen porque no hay voluntad política para ello».

TEMAS PENDIENTES // La alcaldesa ha hecho un repaso de los temas pendientes con la Generalitat. «En primer lugar, la obra del Centro de Mayores de Benicàssim, paralizado en 2012 por quiebra de la empresa constructora. En estos momentos, el Ayuntamiento ha cumplido con todos los requisitos que la Conselleria le solicitó: aprobar un nuevo proyecto, abaratar los costes y elaborar los informes de adecuación de obra». Como ha detallado la alcaldesa, «en la última reunión con la director territorial se nos indicó que el dinero estaba y que la licitación era inminente, pero la realidad es que los meses siguen pasando y, según nos han dicho fuentes de la propia Conselleria, no hay voluntad política para agilizarlo».

Marqués ha pedido al director general que traslade «a quien corresponda que los ciudadanos de Benicàssim no merecen que se les prive de esta dotación».

Por otro lado, también se ha abordado la deuda de Villa Elisa. Marqués ha recordado al director general que el secretario autonómico «se comprometió a estudiar un plan de pagos y el conseller, primero en comisión en les Corts y después en reunión personal, se comprometió en establecer una partida para comenzar el pago de la deuda. Pero ni en los presupuestos hay partida, ni se ha hecho ninguna modificación de crédito que presagie que se va a hacer frente a esta deuda de 1,4 millones de euros que los ciudadanos de Benicàssim ya han adelantado de sus impuestos».

Finalmente, en la reunión también se han abordado los tres temas «más graves» de las áreas de Medio Ambiente y territorio que tiene Benicàssim y todos ellos en la zona sur. El encauzamiento del barranco de la Parreta, la delimitación y futuro del humedal del Cuadro Santiago y el desdoblamiento del Camino La Ratlla. «Todas estas obras están vinculadas y mantienen en un brete no solo al desarrollo de la ciudad, sino también la vida de 800 familias que tienen sus casas allí y que cada vez que llueve se inundan. Esta situación no puede continuar y está bloqueada en las diferentes Consellerias».

La Conselleria de Territorio y la de Medio Ambiente deberán decidir «cuál es el límite del humedal y determinar sus afecciones y qué actuaciones van a hacer para regenerarlo». Pero también tendrán que poner «soluciones a la inundabilidad de los vecinos que tienen sus casas legalmente construidas y que se inundan a cada tormenta».

Además, «habrá que ver cómo y cuándo se hace la obra del encauzamiento del barranco, principal causante de las inundaciones y que está considerada de interés prioritario por la Conselleria. Un problema hídrico que culmina también con el desdoblamiento y canalizaciones de pluviales del camino La Ratlla que tiene una doble afección: por un lado, de inundaciones y, por otro lado, de peligrosidad del gran tráfico de esta vía que limita los términos de Castellón y Benicàssim».

Con estas premisas, Susana Marqués ha vuelto a insistir al director general en que tome «cartas en el asunto para que se avance en los proyectos antes de tener que colgarnos pancartas, que no es nuestro estilo, pero si no hay otro remedio habrá que hacerlo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *