Nuevo artículo de opinión de Javier Alonso: “Siempre buscando acuerdos, siempre negociando”


Javier Alonso // Portavoz Partido Popular
Estamos ya acabando la segunda legislatura, igual que todos mis compañeros junto a los que trabajo por y para nuestro pueblo. Esta ha sido una legislatura en la que nuestros ciudadanos con su voto decidieron que no fuera de mayorías. Esto ha supuesto que hayan sido unos años en los que con 6 concejales hemos tenido que abordar una serie de decisiones fundamentales para el futuro de nuestro Benicàssim y en los que con una más que justa minoría, hemos logrado a base de pactos y acuerdos, tomar decisiones de gran calado que hacen que me enorgullezca de nuestro trabajo.

Mientras tanto, desde ciertos sectores de la oposición, ha habido concejales que se han dedicado a la infamia y a la destrucción de todo aquello que se proponía desde el grupo Popular, intentando involucrarnos en todo tipo de causas y delitos. A pesar de esa injusta situación, nosotros hemos seguido sin pausa ofreciendo acuerdos y propuestas que han ido andando su camino, como los ciudadanos decidieron con sus votos, con la cabeza bien alta y con total transparencia en nuestro trabajo.

Desde ciertos grupos de la oposición se ha estado durante estos años trabajando por y para intereses personales de algunos, obsesionados con la derogación de ciertos planes urbanísticos, que en más de una ocasión nos han hecho malpensar por las connotaciones personales que había en algunos casos. Pero,  desde el grupo Popular al que pertenezco, hemos estado trabajando con el pensamiento y las propuestas que han buscado el beneficio para todos los ciudadanos de nuestro pueblo, esa era y es nuestra función y ese nuestro compromiso.

Como nos comprometimos al comienzo de la legislatura, hemos puesto en marcha la finalización de la famosa obra de Villa Elisa, que otros tanto demandaron y a la que nunca dieron solución. Hemos rehabilitado la Torre San Vicente y en breve espacio de tiempo la abriremos al público. Hemos acondicionado Villa Ana y puesto en funcionamiento en ella un recinto cultural de absoluta necesidad. A todo eso, sigue la remodelación del barranco de Farja con la construcción de un nuevo puente que comunique la playa  con el casco antiguo, el arreglo de la calle Bisbe Serra . Podría seguir y creo que no acabaría de nombrar todas las inversiones y mejoras que hemos realizado durante estos últimos años, en los que con una minoría eficaz y trabajadora, pactando y llegando a acuerdos hemos engrandecido todavía más nuestro municipio.

Resulta en ocasiones incómodo y siempre totalmente rechazable, cuando vas observando mes tras mes, pleno tras pleno, comisión tras comisión, cómo algunos grupos políticos pasan de la posición de perfil al ataque y otros intentan camuflar sus falsedades, descargando infamias que solamente intentan conseguir tu descrédito y su beneficio personal.

El grupo Popular al que pertenezco, mis compañeros y yo decidimos un día dedicar nuestro tiempo a trabajar por nuestro pueblo con una sola razón. Sí, resulta en ocasiones incomprensible para muchos pero es así, con una sola razón, el preocuparnos por ese pueblo que tanto amamos buscando su crecimiento y mejoría.

Aún recuerdo esa sensación de susto el día que descubrí que nuestro gobierno sería en minoría, seis contra once, pero también recuerdo la ilusión que me produzco al pensar que podría seguir luchando y entregando mi tiempo y mis ideas por este Benicàssim al que tanto quiero.

Acuerdos, pactos, reuniones en las que después de muchas horas logramos entre unos pocos conseguir ese camino que todos deseábamos para nuestros vecinos, unas veces logrando tus propuestas y otras cediendo para que otros lograran las suyas, pero siempre con la misma idea, esa que nos marcaba el corazón y que desde el primer día marca mi trabajo, buscar el bien para nuestro pueblo, sin intereses personales y solo con la voluntad de estar al servicio de nuestros vecinos.

Y aquí seguimos, aguantando pleno tras pleno las mentiras, las falsedades, en ocasiones los insultos y la falta de respeto pero con una cosa clara, llegamos aquí pensando en nuestro pueblo y ahí seguimos y seguiremos, entregando nuestra vida, nuestro tiempo y en ocasiones hasta nuestra familia, Benicàssim se lo merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *