Retoman la reconstrucción de Villa Iluminada en Benicàssim

El Ayuntamiento ha denegado la bonificación del 95% del ICIO «por no haberse respetado la protección del inmueble en más del 50%»

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

Los trabajos de rehabilitación vuelven a la Ruta de las Villas de Benicàssim con una nueva actuación, la reconstrucción de Villa Iluminada, que velará por mantener su esencia.

La empresa constructora ha retomado las obras de esta vivienda particular, emplazada en el paseo Bernat Artola, frente a la playa Torre Sant Vicent, que se encontraba muy deteriorada.

Los trabajos comenzaron en marzo del 2018, pero fueron paralizados hace un año por el derribo de algunas de las paredes laterales, que se debían preservar. Según justificaron al Ayuntamiento, estas corrieron peligro de derrumbe durante las obras y decidieron demolerlas de forma controlada por este motivo.

El inmueble tiene protección ambiental, el grado mínimo, que exige que hay que conservar la volumetría, según explicó el concejal de Urbanismo, Carlos Díaz.

Por ello, la actuación fue paralizada por orden de la Policía Local y el consistorio, que abrió un expediente de disciplina urbanística tras haberse incumplido supuestamente la normativa de protección de la casa.

El edil señaló que, como en este tipo de casos, desde el Ayuntamiento, «dimos traslado al colegio de arquitectos, concretamente a la comisión deontológica; y también a la fiscalía, por si se hubiera cometido algún delito que fuera penalmente perseguible».

Por su parte, los responsables presentaron una modificación de obra, no incluida en el proyecto inicial, indicando cómo se llevará a cabo la reconstrucción de los muros para preservar su estado original. «Se levantó la suspensión cautelar y continúan con la obra, ya que les dimos autorización a principios de agosto», declaró Díaz.

Respecto al expediente que estaba en Fiscalía, «no hemos obtenido aún respuesta. Antes de otorgarles la nueva licencia le mandamos a la fiscalía toda la documentación relativa a la modificación de la licencia y en el plazo marcado no nos señalaron ninguna objeción y, por ello, la concedimos».

No obstante, el consistorio ha denegado la bonificación del 95% del Impuesto Sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) «por no haberse respetado la protección en más del 50%».

Y es que el Ayuntamiento ofrece esta bonificación en el impuesto de obras en la reforma de villas protegidas, con el fin de favorecer su conservación. Pero en esta ocasión no ha podido otorgarse por este motivo.

Otras villas restauradas

Gracias a las últimas intervenciones llevadas a cabo estos años, las mansiones históricas más espectaculares vuelven a brillar en la Ruta de las Villas. Es el caso de Villa María, Villa Elisa, Villa del Mar… en el paseo Pilar Coloma, y otras más pequeñas con encanto como Villa Ana, reformada años atrás; o Villa Isabel, cuya rehabilitación está ahora en marcha.

También hace pocos años fue restaurada Villa Los Pinos, muy cerca de la playa l’Almadrava, que recuperó su esplendor y luce su mejor imagen.

Éstas se suman a otras que han mantenido su glamour, como Villa Victoria o Villa Amparo, entre otras, tan admiradas en su privilegiada ubicación a primera línea de la playa del Voramar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *