Un policía de Moncofa se salta un control en Benicàssim, choca y da positivo en drogas y alcohol El agente, fuera de servicio, había consumido alcohol, cocaína y anfetaminas. Salió disparado de su motocicleta tras colisionar, pero no reviste gravedad


Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim
Un policía local de Moncofa fuera de servicio se estrelló con su moto en la madrugada del jueves al viernes tras saltarse un control de alcoholemia en Benicàssim. El hombre iba ebrio y drogado, según confirmaron fuentes policiales a este periódico.

El agente, que está en activo, resultó herido leve y fue trasladado en ambulancia al Hospital General de Castellón tras el golpe. Allí se le practicaron las correspondientes pruebas «y dio positivo en cocaína y anfetaminas», según indicaron estas fuentes.

Al parecer, el motorista –que responde a las iniciales D.R.F. y tiene 39 años– pasó primero por el control cuando los agentes estaban haciendo las pruebas a otro conductor. Les insultó y siguió la marcha, según explicaron a este diario. Más tarde, volvió a pasar por el mismo lugar, dándole los policías el alto y saltándose él las órdenes de los efectivos.

Poco después, tuvo el accidente –en torno a las 4.40 horas– en el cruce de la carretera del Desert y Ausiàs March, junto a Fobesa. Al parecer, el exceso de velocidad, unido al consumo de estupefacientes, podrían ser las causas de que se saliera de la vía tras coger una curva, según pudo averiguar Mediterráneo.

El hombre se dio contra una acera y salió despedido de la motocicleta, impactando contra la calzada. A pesar del grave accidente, en el que además el vehículo de gran cilindrada quedó totalmente destrozado, tal y como se aprecia en las fotografías, sus lesiones no revistieron gravedad. Fue atendido por los sanitarios y trasladado consciente al Hospital General de Castellón, donde fue reconocido.

Alta voluntaria

Desde el centro hospitalario indicaron que el afectado resultó herido leve y que presentaba «un traumatismo craneoencefálico».

A este policía local de Moncofa se le imputan varios delitos. Uno contra la seguridad vial –por conducción bajo los efectos de drogas y el alcohol–; y otro por desobediencia a la ley –al saltarse el control, no querer parar e insultar a los agentes de la autoridad en el control de alcoholemia–.

Las mismas fuentes fidedignas han confirmado que ya se han presentado las correspondientes diligencias al juzgado. En el resultado de la prueba de alcoholemia el policía dio 0,35 mg/l, además de descubrirse que consumió cocaína y anfetaminas.

Por su parte, el alcalde de Moncofa, Wences Alós, explicó tras conocer el suceso que en cuanto reciban la comunicación oficial tomarán «medidas disciplinarias». «Nombraremos de forma urgente un expediente disciplinario con un instructor» y podría quedar sin empleo y sueldo a la espera del inicio del procedimiento judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *