Una perra intoxicada por marihuana en el camino al recinto de festivales

Sus dueños trasladaron a Mica de urgencia a un veterinario de Castellón, donde fue atendida, dio positivo en cannabis y quedó ingresada una noche

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

Gran susto para Mica y su familia. Esta perra de cinco años de edad y de raza labradora resultó herida gravemente tras sufrir una intoxicación por ingesta de marihuana en las inmediaciones del recinto de festivales de Benicàssim el lunes por la tarde.

Así lo informó directamente su dueña a este periódico en la tarde de este martes, después del tremendo susto que se llevaron ella y su pareja, y pasar una larga noche en el veterinario.

Sus responsables se percataron de que no se encontraba bien, al verla inmóvil en el suelo después de haber paseado por esta zona de la localidad.

La can fue trasladada de urgencia por sus propietarios hasta un hospital veterinario de Castellón, donde fue atendida por los especialistas y quedó ingresada toda la noche.

Tras realizarle todas las correspondientes pruebas, la veterinaria llegó a la conclusión de que la causa era una intoxicación por algún tipo de estupefaciente.

La veterinaria preguntó que si el animal podría haber ingerido estupefacientes, a lo que la propietaria contestó que no.

Pero repasando la trayectoria, recordaron que la habían paseado por una zona donde no suelen llevarla. Es el camino que va desde la carretera del Desert hacia el interior del recinto de festivales.

Se especula que el animal pudo haber ingerido algún alimento que estuviera elaborado a base de cannabis. La prueba realizada por los veterinarios ha dado positiva. Los propietarios lo han puesto en conocimiento de las autoridades como medida de alerta, presentando un escrito en el ayuntamiento de Benicàssim.

Según fuentes consultadas por Mediterráneo, el ingreso y las pruebas básicas para diagnosticar e identificar la patología cuestan 500€ solo por 1 noche, cantidad que coincide con la que han tenido que desembolsar los propietarios de Mica.

Unos días de reposo y observación

La perra tiene 5 años de edad y es de raza labradora y goza de buena salud. De momento, los veterinarios le han recomendado reposo y observación en unos cuantos días. Ha recuperado movilidad pero todavía necesitará tiempo para estar bien.

Los propietarios de Mica han declarado que ,» ha sido un gran susto al principio y una incredulidad después cuando nos han dicho que la prueba de drogas había salido positiva».

Es la primera vez que llevaban a pasear a la perra por la zona del festival. «Ella normalmente siempre va suelta ya que es un animal dócil y obediente y tiene tendencia a comer cosas del suelo, por lo que solemos vigilarla. Pero no podíamos imaginar que pasaría algo así»

Aunque reconocen que la cuestión puede ser anécdotica o por casualidad, han alertado a las autoridades de los hechos para que a nadie le toque pasar «el mal trago que hemos pasado esta noche, tanto mis hijos como el propio animal.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *