Vecinos denuncian caza furtiva en el camino Vilaroig de Benicàssim Aseguran que algunos no respetan la distancia de seguridad que marca la ley y que ya se han producido disparos a animales domésticos


Foto Copyright: Todo Benicàssim

Eva Bellido // Benicàssim
Vecinos de Benicàssim denuncian que hay cazadores en el municipio que no respetan la distancia de seguridad.

Un benicense ha presentado una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad tras haber resultado gravemente herido su gato a tan solo cinco metros de su casa por disparo, según ha explicado a este periódico.

Los hechos ocurrieron el pasado día 23 de diciembre, en un terreno situado en el camino Vilaroig, en una zona tras el cementerio municipal, cerca del Ecoparque y a escasos metros de la autopista.

Al parecer, un grupo de cazadores estuvo practicando esta actividad esa jornada, con perdices que soltaron el día anterior, según se relata en el texto de la denuncia.

Ese mismo día por la tarde, sobre las 16.00 horas, uno de esos cazadores se desplazó haciendo batida con sus perros hasta los lindes de las viviendas, disparando a uno de sus animales domésticos, su gato Martín, de ocho años. Una vecina, tras escuchar el tiro, salió y vio al cazador corriendo.

Su dueño encontró al gato en un arbusto moribundo, atrapado bajo las ramas. Lo llevó a una clínica veterinaria de Benicarló (la mejor que conoce), donde, tras supervisarlo, se valoró que padecía múltiples contusiones, hematomas por todo el cuerpo, la cabeza del húmero de la pata delantera derecha rota, además de otras lesiones posiblemente neuronales en la pata trasera derecha.

Asimismo, se apreció que tenía unas 25 balas de perdigones, tras realizarle varias radiografías.

El gato actualmente está recuperándose y progresa, aunque sigue muy débil y en delicado estado. Además, tiene síntomas de ceguera.

«Hay que respetar las distancias de seguridad»

Según recuerda el vecino afectado, la legislación en cuanto a la caza es clara. «Hay que respetar las distancias de seguridad. Está prohibido cazar cerca de casas, caminos, carreteras, huertos, granjas… Y en esta zona, además, hay varios corrales, de ovejas y toros”.

De hecho, hace varias semanas apareció muerto uno de los gatos de un pastor, uno joven, que tenía para controlar las ratas en el corral, relatan a este periódico. El afectado habló con los cazadores y, según ha trascendido a este diario, estos, al parecer, le contestaron: «A los gatos hay que matarlos porque se comen los conejos».

“El coto de caza está más arriba, por el camino del Ecoparque hacia la montaña, aquí es caza libre, pero respetando la normativa, como son las distancias de seguridad que no se han cumplido. A la vecina le caen perdigones en la terraza a menudo”, indica.

Los vecinos también señalan que es un lugar en el que se debería tener especial precaución en la caza, pues es sitio de paso de numerosas personas que pasean junto a sus perros o van practicando deporte, corriendo o en bici, ya que conduce a lugares como las Agujas del Desert de les Palmes, la Ermita de Santa Águeda o al municipio vecino de Orpesa por pista.

Además, incide en que la normativa remarca que el cazador está obligado a identificar con exactitud la presa antes de disparar, así como a recoger las vainas de los cartuchos, «cuestión que tampoco se está cumpliendo por esta zona», dice.

La Guardia Civil está investigando los hechos y tratando de identificar el cazador o cazadores responsables.

Un comentario sobre “Vecinos denuncian caza furtiva en el camino Vilaroig de Benicàssim

  • el 4 enero, 2019 a las 2:10 pm
    Permalink

    A mí me pasó algo similar ,discutí con cazador porque mataba zorros ,su excusa hay que matarlos a todos se comen los conejos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *